“There is no way like the american way”, por su traducción, “No hay forma como la forma americana”, es una de las frases que más resumen lo importante que es la inversión norteamericana en la economía de un país, de hecho, debido a los impuestos que un gobierno puede recaudar gracias a la llegada de filiales de empresas de esta nación, es posible financiar infraestructura y programas sociales como nunca.

Cuando se trata de inversión estadounidense en México, un país fronterizo con la primera superpotencia, hay varios negocios que los grandes empresarios buscan en la patria azteca, y hoy te los vamos a mostrar.

Bienes raíces: Una de las joyas de la inversión extranjera

Para nadie es secreto que, desde la llegada de las empresas norteamericanas a México, el negocio de los bienes raíces se ha inflado notablemente, de hecho, hoy en día es posible ver muchos más proyectos de urbanización por parte de multinacionales de la construcción que en otros momentos de la historia. 

Esto se debe a que, debido a la rentabilidad de los bienes raíces, los inversores norteamericanos han elegido las tierras mexicanas como un destino favorable para realizar este tipo de proyectos, logrando generar una buena cantidad de empleos para el pueblo y garantizando viviendas de calidad en estos lugares.

Quintana Roo es un estado en el que los bienes raíces han subido como la espuma debido a que los estadounidenses han invertido en este negocio, lo cual ha logrado una alta contratación para los despacho de arquitectos en Cancún que cuentan con profesionales en el área, así que, si una persona estudia arquitectura y logra afiliarse a un despacho, tiene ingresos garantizados y duraderos.

Franquicias alimenticias: El producto máximo de la globalización

Otro aspecto con el que los norteamericanos han conquistado el corazón de muchas personas alrededor del mundo, especialmente en México y Latinoamérica, son las franquicias de comidas rápidas tales como McDonald’s, Subway, Burger King, entre otras.

Las franquicias de alimentos son uno de los negocios más buscados por los inversores norteamericanos en México debido a una demanda creciente de comidas rápidas, así como por el prestigio que estas marcas representan. Además, también optan por las compañías que elaboran diversos productos tales como botanas y gaseosas.

El registro de marca en México es sencillo de conseguir tanto para los estadounidenses interesados en expandir sus franquicias de comida en el país, así como para norteamericanos que tienen las intenciones de fundar sus negocios en esta nación, pues simplemente necesitan la cantidad de dinero dictaminada por el Gobierno Federal, así como los documentos que el IMPI (Instituto Mexicano de Propiedades Industriales) requiere.

Dicho registro ha permitido que cada vez más individuos extranjeros puedan expandir sus negocios al país, bajo este concepto de libre mercado, estos empresarios incrementaron sus ingresos debido a la demanda y la facilidad de inversión del país. Con todos estos aspectos en cuenta, ¿Qué mejor que esperar al próximo gran proyecto estadounidense en México para poder aprovechar las oportunidades que brinda?